El teatro infantil es una herramienta de aportes invaluables, conectando al niño con el mundo del arte y le abriendo las puertas de la sensibilidad estética, de la reflexión, la capacidad de emocionarse; reírse y llorar, de comprender diferentes visiones y realidades de la vida y el mundo.

Beneficios:

  • Expresión verbal y corporal.
  • Estimula la capacidad de la memoria.
  • Agilidad mental.
  • Retención de diálogos y trabalenguas.