La integración sensorial es la capacidad del sistema nervioso para interpretar la información percibida por los sentidos y generar respuestas inmediatas.

La disfunción de integración sensorial, también conocida como desorden de procesamiento sensorial, afecta la forma en que algunos niños perciben e interactúan con el mundo que los rodea. La manera en que perciben las cosas por medio de sus sentidos, suele ser más intensa que aquella de la mayoría de los niños de su edad. Actividades normales como jugar con tierra o aprender a comer distintos alimentos son molestas para ellos. Un problema en la I.S tiene como consecuencia el retraso en la adquisición de destrezas

La terapia de integración sensorial tiene como objetivo ayudar al niño a organizar su sistema para que su interpretación de los estímulos sea adecuada y así sus respuestas y conductas sean funcionales.

Mediante este enfoque le ayudamos al pequeño a desarrollar sus destrezas, mejorar su aprendizaje y aumentar su autoestima en un entorno en el que la experiencia sensorial en función de las características y de las necesidades del niño, es la clave de la intervención.

Terapeuta profesional especializada: 

  • Valerie Korenfeld
  • Ilanid Grafo